Principales síntomas de la fístula anal

Home  /  Blog  /  Principales síntomas de la fístula anal

On septiembre 26, 2014, Posted by , In Blog, With No Comments

Para conocer la definición de fístula anal, en primer lugar es conveniente conocer lo que es un absceso anal. Cuando se hace referencia a un absceso anal se habla de una cavidad infectada repleta de pus que se localiza en la zona perianal o pelvirectal. Cuando se produce la resolución quirúrgica, mediante drenaje, del absceso, como secuela puede quedar una fistula anal. Por tanto, cuando se habla de una fístula anal se está hablando de una especie de túnel interno que une la piel perianal con el interior de la luz de recto y del ano.. Los síntomas de la fístula anal pueden resultar verdaderamente molestos y dolorosos para quien los sufre.

Por norma general, la fístula anal suele surgir como consecuencia de la presencia de alguna lesión o herida, lesión que puede haber sido producida por una inflamación, una infección o durante una cirugía. Cabe decirse que es la obstrucción de una glándula anal la situación que más frecuentemente se suele asociar a la formación de las fístulas anales. Aunque también existen diversos factores de riesgo que pueden dar lugar a su aparición, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn o tener un sistema inmunitario debilitado, patologías o situaciones que predisponen al sujeto a sufrir los síntomas de la fístula anal.

Los principales 7 síntomas de la fistula anal

Normalmente, los síntomas de la fístula anal suelen incluir dolor de manera constante, un dolor que en ocasiones puede venir acompañado por tumefacción, aunque hay que señalar que ésta no tiene por qué estar relacionada con la evacuación intestinal. Destacar que otro de los síntomas característicos de la fístula anal es la supuración constante de líquido sero-purulento que produce la irritación de toda la piel que se localiza alrededor del ano. También es frecuente sufrir fiebre, malestar general e incluso la secreción de pus, secreción que normalmente consigue que el dolor se alivie. En definitiva, los síntomas que ocasiona una fístula rectal son los siguientes:

  • Síntoma 1.  Molestias constantes al permanecer sentado
  • Síntoma 2. Dolores en el momento de defecar en la región en la que se ubica la fístula anal. El dolor es constante, persistente y puede perdurar horas después de defecar
  • Síntoma 3. Molestias, dolor y comezón en zona en la que se localiza el bulto
  • Síntoma 4.  Defecaciones que suelen ir acompañadas de sangrado
  • Síntoma 5. En la zona de la fístula, donde se palpa el bulto, se siente dolor con motivo del pus, líquido o bien material fecal de su interior. Es frecuente manchar la ropa interior debido a las secreciones que se producen.
  • Síntoma 6.  En aquellos casos de mayor gravedad es habitual tener episodios de fiebre debido a la infección
  • Síntoma 7. La fístula anal ocasiona malestar general en todo el cuerpo

En el caso de tener sospechas o dudas sobre si te tiene una fístula anal, la principal recomendación es acudir a un médico especializado que realice una exhaustiva evaluación para corroborar las sospechas o determinar si se trata de otro tipo de problema como un simple absceso o un vello encarnado infectado. Si padeces los síntomas de la fistula anal es clave someterse a una intervención quirúrgica para poder solucionar el problema y prevenir una nueva aparición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *