Síntomas básicos en la enfermedad de Crohn

Home  /  Blog  /  Síntomas básicos en la enfermedad de Crohn

On Agosto 18, 2014, Posted by , In Blog, With No Comments

Enfermedad crónica y con origen completamente desconocido, la enfermedad de Crohn es una patología en la cual el sistema inmune de la propia persona ataca  su propio intestino, provocando que aparezca inflamación en el mismo. Esta enfermedad puede afectar a cualquiera de las diferentes regiones del intestino. Los síntomas que poseen los enfermos afectados por esta enfermedad pueden tener síntomas de lo más variables.

En determinados pacientes, las molestias son escasas y con poco dolor, mientras que en otros casos los dolores y molestias son repetidos, constantes y de gravedad, aunque la gran mayoría de los pacientes se encuentran entre ambos extremos, ofreciendo muy buenos resultados ante el tratamiento. Los síntomas de cada afectado por la enfermedad de Crohn dependerán de la región de intestino que se haya visto afectada.

Esta enfermedad suele surgir principalmente en dos rangos de edades, entre los 20-30 años y a partir de los 60 años de edad, aunque no deben descartarse otras edades. La presencia de esta enfermedad puede provocar un notable deterioro de la función intestinal, debiendo ser extirpados de manera quirúrgica aquellas regiones intestinales afectadas. En los casos más graves, esta dolencia autoinmune podría derivar en cáncer, por lo que resulta clave ponerse en manos de expertos para recibir cuanto antes un tratamiento adecuado.

¿Cuáles son los principales síntomas que ocasiona la enfermedad de Crohn?

Normalmente, lo más común es encontrarse con personas que tienen afectado el intestino delgado. Las personas que posee afectado el intestino delgado presentan principalmente pérdida de apetito, diarrea moderada (entre 4-8 deposiciones diarias), dolor abdominal en zonas alta y baja, fatiga, debilidad y pérdida de peso.

En el caso de aquellas personas que tengan afectado el colon, el síntoma más característico es la diarrea, a veces con presencia de sangre. En ocasiones, pueden tener presencia otros síntomas como fiebre, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, úlceras en boca y ano, anemia por falta de hierro, anorexia, calambres, fístulas, megacolon, mal absorción de los nutrientes, palidez, aftas bucales, obstrucción intestinal y/o malnutrición por la escasa ingesta de alimentos.

La enfermedad de Crohn suele ser mucho más molesta en aquellos pacientes que sufren de síntomas inflamatorios, ya que pueden presentar una diarrea y unos dolores mucho más graves e intensos. En cambio, aquellas personas que poseen unos mayores síntomas de estrechez poseen menor dolor, pudiendo incluso presentar obstrucción intestinal. Los niños o menores que padecen enfermedad de Crohn pueden sufrir ciertos retrasos en aspectos tan relevantes como el crecimiento, el rendimiento escolar y el desarrollo sexual.

Ante la presencia de esta patología crónica es importante actuar cuanto antes y para ello se disponen principalmente de 4 tratamientos: tratamiento quirúrgico, tratamiento farmacológico, tratamiento dietético y tratamiento por fotoféresis. Consulta a tu médico ante la presencia de estos síntomas mencionados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *